¿Qué es?.

Es un sencillo proceso que consiste en pasar el vino a un decanter o decantador.

¿Por qué decantar?

* Se elimina el posible sedimento natural que el vino pueda tener debido a su periodo de crianza en botella, que suele ser de varios años.

* Para que se oxigene y respire, despertando así sus aromas.

¿Qué vinos decantar?

* Recomendamos decantar los vinos que han permanecido tiempo en botella, tales como reservas, crianzas y vinos con muchos taninos, aunque sean jóvenes.

* Por regla general, los vinos blancos no se decantan.

¿Cuanto tiempo previo?

* No superar una hora previa al servicio.

* Si no dispones de decantador, puedes conseguir el efecto de la oxigenación, abriendo la botella 1 o 2 horas antes y dejándola sin corcho.

Protocolo:

Es conveniente probar el vino antes de decantar. Una vez verificado, se vierte en el decanter cuidadosamente y sin interrupciones, dejando el filo final de la botella por los posibles sedimentos. Una vez decantado el vino debe consumirse en su totalidad.

En la mesa, se servirá un poquito a quien ordenó el vino o a nuestro invitado más destacado y después de su aceptación, al resto de comensales.

Publicado: 10 de Febrero de 2017