El vino está de moda y la moda está ligada inevitablemente al vino. A su alrededor se genera un estilo de vida que marca tendencia y buen gusto. ¿Hay alguna imagen más chic que alguien impecablemente vestido tomando una copa de vino?.

Se trabajan los mismos conceptos: texturas, sensaciones y color. Es en este último punto donde encontramos mayores asimetrías. Algunos incluso hablan de colores borrachos por el parentesco varietal con los vinos tintos, como el rojo, granate, burdeos, cereza... ; en los blancos, dorados del oro líquido... Y de la tierra destacar los ocres, terracotas y teja. En ambos se combina la parte artesanal y la continua evolución e innovación.

Coco Chanel, decía que bebía cuando estaba enamorada y cuando no lo estaba.

¿Y tú? ¿Estás de moda?

Publicado: 2 de Febrero de 2017