El biólogo y químico francés Louis Pasteur (1822-1895) dedicó una buena parte de su investigación a los procesos de fermentación, probando que cada uno de los mismos estaba producido por un microorganismo específco. Así estudió la transformación del vino en vinagre y sus evoluciones microorgánicas. Sus investigaciones supusieron un gran impulso para el desarrollo de la enología, ciencia que comprende el conjunto de conocimientos relativos a los vinos, así como las técnicas de vinificación, oficio y arte de producir vinos.

Hoy la enología es una ciencia en auge y sus profesionales han sido pieza fundamental en la transformación que ha tenido el sector.

El oficio de enólogo precisa buenos conocimientos técnicos, pues suya es la responsabilidad de dirigir los procesos de elaboración, evitando accidentes durante la fermentación, y consiguiendo un vino de calidad que responda a los deseos del bodeguero y que sea exponente de las variedades utilizadas, la climatología de la campaña y las características del suelo donde se han cultivado las cepas. Junto a una excelente formación, el enólogo debe disponer además de un sentido creativo que desarrollará en el momento de potenciar y combinar aromas y sabores.

Publicado: 5 de Julio de 2017 a las 11:07