El sumiller es el responsable de la bodega en un restaurante. Esta profesión, actualmente en auge, tiene origen mitológico en la figura de Ganímedes, príncipe troyano raptado por Zeus, quien lo llevó al Olimpo donde fue nombrado copero de los dioses. Su nombre deriva del latín summer-sumere, absorver. Suya es la responsabilidad de determinar los vinos que debe adquirir el restaurante, atender a los gustos de los clientes, conocer nuevos vinos, aconsejar a los comensales y facilitar sus conocimientos para que la armonía entre el vino y la comida sea perfecta. Igualmente ha de llevar un control de las entradas y salidas de las bodegas, controlando la conservación de las mismas y facilitando una rotación que permita al establecimiento disponer de una adecuada carta de vinos y responder a las exigencias de sus clientes. Ha de velar porque cada botella sea servida a la temperatura adecuada para su correcta degustación. La diplomacia ha de ser otra de sus virtudes.

De entre sus utensilios destaca, como símbolo de primacía en el comedor, el tastevin, pieza similar a un cenicero que se lleva colgado a modo de medallón. Se trata de un recipiente ancho y redondo, de unos dos centímetros de altura que se caracteriza por su abombamiento central para examinar la capa del vino, sus estrías laterales para observar los matices de color y una pequeñas concavidades en el fondo. también suele llevar el sacorchos, un termómetro y un pequeño bloc de notas.

Publicado: 7 de Julio de 2017 a las 09:45