Después de realizar la poda en estos fríos meses de invierno, la viña se llena de los desechos que ésta labor produce, los sarmientos. Los sarmientos son las ramas de la vid, de donde brotan las hojas, los zarcillos y los racimos. Es sobre éstos que se efectúa la poda de la vid para limitar su crecimiento y mejorar la producción cualitativa y cuantitativa de uva.

Para dejar la viña limpia existen dos formas:

* TRITURADO DE SARMIENTOS: es una técnica utilizada en grandes explotaciones. Consiste en pasar una máquina entre las calles de la viña para recoger los sarmientos y una vez recogidos son triturados y convertidos en compost para abonar la viña cuando sea necesario.

* LA GAVILLA: en viñedos más pequeños y familiares se suelen recoger los sarmientos para hacer gavillas. Es una labor manual y costosa que consiste en agrupar los sarmientos en un manojo de tamaño medio y unido por el centro por un cordel. Estas gavillas secas se llevan a un lumbrero acondicionado si estamos en el campo o en una chapa metálica si estamos en el pueblo. Lo mejor es usar estas gavillas para los asados de carne. Nada aporta mejor sabor a nuestras barbacoas que la leña del sarmiento.

Publicado: 2 de Marzo de 2017 a las 18:33