Blancos jóvenes

Son vinos que hoy marcan tendencia en las bodegas a la hora de elaborar. Se caracterizan por ser pálidos, aromáticos, afrutado, moderados de alcohol y frescos. Para su mejor degustación deben beberse en los doce meses siguientes a su elaboración. Son realizados por el sistema de fermentación controlada, lo que les permite conservar todos sus aromas.

En este apartado tenemos que hacer especial mención a los vinos blancos elaborados con la variedad Torrontés. Esta variedad es muy abundante en los viñedos gallegos y en nuestra región solamente está presente en la comarca de Mondejar, donde es tradicional. Es una de las cepas más antiguas de nuestro país. Con ella se elaboran vinos de intenso y profundo aroma, ligeros, con marcados acentos de moscato y perfumados, siendo ideales para caldos jóvenes y afrutados.

Publicado: 2 de Febrero de 2017 a las 12:11